3 Simples Trucos Para Mejorar Tu Forma De Correr

Sport100 Fuengirola Consejos Deja un COmentario

Haz una rápida búsqueda en Internet buscando “forma adecuada de correr”  y te perderás en todos los términos científicos como: periodo de vuelo, oscilación vertical etc. Pero si eres como yo no necesitas (o no quieres) saber la técnica de la forma de correr. ¡Solo quieres saber cómo se hace!

En vez de enfocarte en esas pesadas técnicas (y aburridas) recuerda estos simples y fáciles de aplicar consejos. Mejorar tu forma de correr no solo te va a reducir el riesgo a lesiones para así correr más frecuentemente, también lo vas a disfrutar más y posiblemente mejoraras tu velocidad. Y lo mejor de todo es que puedes empezar ya a aplicar estos consejos.

Un Aviso Importante: Si has estado corriendo durante unos años ya y no tienes problemas con las lesiones o dolores y molestias, es probable que no necesites alterar tu forma de correr, los runners con experiencia que realizan cambios significativos en su forma de correr a menudo se vuelven menos eficientes. ¡Su forma de correr empeora!

blog1-min

 

Muchos de los nuevos runners tienden a dar largas zancadas para llegar más lejos. Esto genera un pisada muy agresiva con mucha tensión descargándose en tu talón que debería más bien ser evitado, ya que envía demasiado impacto de choque a través de la pierna.

La verdad es que como toca tu pie el suelo no importa mucho Hay muchos runner de éxito y todos pisan de maneras diferentes. Lo más importante es donde bajas tu pie en relación con tu cuerpo, en vez de como pisas.

Lo ideal es que el pie haga contacto con el suelo directamente debajo de tu cuerpo, en lugar de lejos de él. Una forma útil de pensar acerca de esto es poner tu pie debajo de tu cadera. Cuando hay una línea recta desde la cadera hasta donde aterriza su pie, no hay ningún estiramiento de la pierna en frente de tu cuerpo.

Este cambio en tu forma de correr reducen el impacto que la pierna recibe y acorta tu riesgo de lesión creando asi una forma de correr más fluida y eficiente.

blo2-min

 

Tu madre tenía razón todos esos años al regañarte sobre tu postura: Debes mantenerte recto. Esto se aplica a la postura para correr, también.

Encorvarse o inclinarse desde la cintura, es un problema común para muchos runners que intentan demasiado duro perfeccionar el “inclinarse hacia adelante cuando corres” que han escuchado que está bien. Mientras que inclinarse un poquito hacia adelante es bueno para tu postura, el ángulo debería venir desde los tobillos (como hacia Michael Jackson en sus conciertos) y no de la cintura.

¿Lo mejor de esto? La pequeña inclinación hacia adelante del tobillo ocurre de manera natural y sin siquiera intentarlo. Así que no te inclines hacia adelante conscientemente. En el lugar de eso concéntrate en una postura derecha.

Para ayudarte a recordar, Imagínate unos hilos unidos a tus extremidades y a tu cabeza y un gigante imaginario que te tira hacia el cielo. ¿Un poco exagerado? Quizás. Pero es una manera efectiva de reforzar tu postura derecha sin encorvarte.

RunningTips_V3-03blog-min

La cadencia es el número de pasos que se dan por minuto (con ambos pies). El número mágico para la cadencia optima se piensa que son 180 pasos por minuto, de acuerdo con el legendario entrenador de running Jack Daniels que observo en los Juegos Olímpicos de 1984 que esta era la cadencia media de la mayoría de los atletas.

Pero este número no es ni duro ni demasiado rápido, es solo una guía general. Cuando se está corriendo a un ritmo suave y cómodo, la cadencia debe der de al menos 170 pasos por minuto.

Una cadencia media de 170 para sesiones relajadas se traduce en una disminución en los fuerzas de impacto en las piernas, reduces el riesgo de lesión, e incluso mejoras la eficiencia y el funcionamiento proprio. ¿Cómo?  Con una zancada más corta y rápida estas “botando” menos y con eso no estas introduciendo tanto estrés en tus músculos que es lo que generan las zancadas largas y de más impacto. En otras palabras, vas a lesionarte menos y probablemente mejoraras tu velocidad.

La siguiente vez que vayas a por una carrera relajada, cuenta el número de veces que tu pie derecho o izquierdo toca el suelo y multiplícalo por dos para saber tu cadencia. Si tu cadencia está por debajo de los 170 trabaja en incrementarla 5 porciento cada 2 o 3 semanas hasta que tu cadencia incrementa.

Para repasar: Evita zancadas exageradamente largas, corre derecho, y mejora esa cadencia. ¡Eso es todo! Concéntrate en estas nociones fundamentales y veras las recompensas: menos lesiones, carreras más divertidas y agradables, y quizás algunos nuevos records personales.

¿No hace todo eso más agradable y divertido salir correr?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.